Recontratanda a ¿Todo Apesta? – Ay Ay Ay

Nota de TangoSpain:  Os recordamos que TangoSpain no suscribe necesariamente las opiniones expresadas en las TANDAS REBELDES y os animamos a hacernos llegar vuestra tanda rebelde (puede ser cortita)

Hemos recibido una Tanda-Recontrarréplica respondiendo a nuestra Tanda Réplica: Dejaos de J**er , que a su vez contestaba a la Tanda Rebelde ¿Todo Apesta?.

Historial:

1- Tanda Rebelde: «¿Todo Apesta?»

2- Tanda Réplica: «Dejaos de J..er»

3- Tanda recontrarréplica: «Ay Ay Ay» … ésta que publicamos a continuación

Aclaración (por Tango Spain)

Nos consta que los autores de este hilo de Tandas Rebeldes (María y Luis) se conocen, se hablan (en público y en privado) y se respetan. Tienen puntos de vista antagónicos sobre el Tango en Madrid y les gusta expresar su opinión.

Os prometemos que los veréis bailar en alguna milonga juntos..lo que no sabemos es si Luis cabeceará a María, si María llevará medias de rejilla o quién será el líder y quién el follower… pero estaremos ahí para sacar evidencia gráfica del momento. 

Gracias Luis y María por participar. Sabemos que ambos lo hacéis con vuestra mejor intención, y así queremos que sea interpretado por la comunidad tanguera. Éste es un espacio para expresarse, pinchar un poquito y lanzar temas para reflexionar.  

Ay Ay Ay…

No sé dónde leí el otro día que la mitad de las palabras que uno dice son de quien las dice y la otra mitad de quien las escucha. Y es bastante cierto. Porque aunque uno al hablar, o al escribir en este caso, pretenda hacer llegar un mensaje, uno en concreto, lo cierto es que al final el mensaje es equívoco y cada lector interpreta una cosa diferente, mediando en esa interpretación múltiples factores.

La verdad es que estoy tratando de hacer un monumental esfuerzo para comprender, querido Luis, cuáles son los factores que han podido provocar que tu interpretación de lo que escribí haya generado tal respuesta.

Empiezas por un “dejaros de joder” así, en negrita. Y me pregunto quién está jodiendo qué. Que igual es que cuando una manifiesta cierto espíritu crítico eso ya se interpreta, por defecto, como joder. Porque sí, claro, visto así es joder de plano el statu quo.  “Dejaros de joder” seguido por un “El tango en Madrid está buenísimo”. Justo en mi artículo intentaba explicar que “el tango en Madrid” no es algo concreto a lo que endilgarle ese montón de características que más te vengan al caso. Que el tango es un baile. Que le puedes meter a la descripción toda la mística que te apetezca pero «el tango en Madrid” no es más que el conjunto de perspectivas de la gente que en Madrid lo baila.  

Más adelante pasas a contarnos cuál es el panorama milonguero capitalino. Que hay muchas milongas, y prácticas, y eventos especiales, y algunos de ellos hasta benéficos. Que todo el mundo va. Que el universo milonguero es una gran familia de gente muy bien avenida, todos bellísimas personas. Que los profesores unos cracks y que los artistas extranjeros que nos visitan son grandísimas figuras del mundillo. Además hay tango para todos los gustos. Tenemos hasta un “grupo sólido de Queer” y otro de “Tango nuevo o exploración de nuevas formas de tango”. Como Berlín, vaya. El colmo de la transgresión y la modernez. Y luego encima me aclaras que mis amigos son esos que algunos llaman “elfos”. No me había dado cuenta en absoluto de ese detalle (modo irónico on).

Es cierto. Hay un porrón de milongas, y de prácticas y de profesores. ¿Pero en serio es todo tan bonito? Remitiéndome a tu primera frase, ¿“no joder” al tango pasa por pintar el panorama como una especie de universo de luz y fantasía donde todo el mundo se sale en cualquier cosa que haga, donde parece que todo quisqui se quiere y tiene que quererse, y donde mires donde mires cualquier experiencia tanguera suma, porque “ovejuna, todos a una”? Pues parece que es tu visión. Pero es radicalmente opuesta a la mía.

De hecho es que nuestras perspectivas más diferentes no pueden ser. Porque tu ves este espacio, el de las tandas rebeldes, como un lugar donde echarnos unas risas y hablar de problemillas menores e individuales. Un espacio para quejas de resentidos y para chascarrillos. Y para mí esto es un espacio de reflexión y de autocrítica. Porque sólo desde la reflexión y la autocrítica podremos descubrir por qué esa comunidad de 50.000 tangueros madrileños, que tanto ansías (y yo también, dicho sea de paso), no existe. Porque si sólo nos dedicamos a la autocomplacencia nada va a evolucionar.

Cuando yo empecé a bailar el ambiente era muchísimo más cerrado y rancio que ahora. Y si las cosas han cambiado no es porque a todo el mundo le gustaba todo, ni porque el conjunto se dedicara a aplaudir una realidad ficticia y edulcorada. Es porque mucha gente comenzó a nadar contracorriente, cada uno en su dirección, respondiendo a sus inquietudes y tratando de construir caminos diferentes. Y por mi parte una ovación cerrada para todos ellos 😉 Porque eso sí que es sumar y sí que es mantener este baile vivo y en ebullición.

Será porque tengo muchos amigos “elfos”, o porque cuando yo comencé, ni milongas populares había, y cuando surgieron no fui capaz de comprender su verdadero significado ni su trascendencia, porque tenía el seso más sorbido que otra cosa. Será porque me tocó calzarme milongas tradicionales de todos los colores, o porque tengo mis ramalazos moderados y continuistas, pero a mí no sólo me interesan todos esos nuevos caminos alternativos. O será que, en realidad, soy la más revolucionaria y la más optimista de todas. La realidad es que también me duele, de muchas formas, lo que ocurre en las milongas tradicionales. Y he tenido ocasión de sufrir en carne propia, y de escuchar y ver, infinidad de situaciones que a mis ojos son una basura difícil de digerir. Porque tragárnosla nos la tragamos. Pero luego a ver quién digiere ese sapo. Antes me callaba y sonreía. Pero ya no me callo más. Por eso mi pequeña y humilde contribución al cambio pasa por expresar mi opinión, que obviamente es subjetiva. Pero mira, con que eso sirva simplemente para invitar a una mínima reflexión ajena me doy por satisfecha. Porque la reflexión al fin y al cabo es la piedra angular del cambio. Y sí, mi sueño en el tango es ese: que todo cambie. A ser posible a mejor.

María

 

Si, tras leer esta tanda, te sintieras ofendido (entendemos que no, pero por si acaso…), te pedimos disculpas. Por favor, escríbenos a info@tangospain.com si quieres que eliminemos algún contenido. Gracias!

Compartir:

15 comentarios en “Recontratanda a ¿Todo Apesta? – Ay Ay Ay

  1. ¿Alguien piensa en serio que la danza irlandesa debe evolucionar a partir de lo que hacen en Mojácar, en agosto, italianos a las 4 de la mañana? (por las caras y el empeño que ponen les encanta bailar Irish Dance)….si alguna vez me aburre el tango, me pasaré a la kizomba y dejaré el tango en paz (me llevaré el abrazo)

  2. María: te sugiero que invites a tus amigas milongueras para que cuenten «las experiencias del tango en Madrid»; incluso les pediría que lo hicieran con seudónimo, siempre que en los comentarios no ataquen directamente a nadie y se ajusten a la realidad, así nadie queda señalado. Otra variante es que te escriban a tí y hagas una recopilación sin revelar la fuente

    1. Gracias por la sugerencia pero con qué objetivo? Crees que algo así podría tener algún tipo de interés? Para qué? Creo que con la primera tanda rebelde ya traté de exponer lo que, tras unos cuantos años en el ambiente, he ido detectando como cuestiones que resultan problemáticas para muchas personas. Para ti hay alguna cuestión que podría mejorar? O te gusta todo tal cual es?

  3. Para mejorar se tendría que invertir el desequilibrio numérico, se generaría competencia y podríais y deberías descartar a los que se creen maestros con 3 meses de clases. Miguel Moya, en su día Julio y Veronique y en la milonga del Florida Park, ponían algunas tandas en las que se invitaba a sacar a las mujeres, creo que con la intención de que se normalizara esta práctica, pero no veo que tenga éxito.Observo que algunas lo hacen con cierta normalidad y creo que no les va mal.Podrían contar sus estrategias, que pasan por hablar con la gente,y en los saludos protocolarios sacar o pactar alguna tanda

    1. Estoy de acuerdo en lo de invertir el desequilibrio numérico, pero para eso la única opción que nos queda como posible acción a las seguidoras es aprender a liderar… Yo estoy en ello. Con respecto a sacar a bailar a hombres también creo que debería normalizarse, que fuera más natural e igualitaria la metodología, pero aún no tengo clara la solución a este respecto. Más que nada porque al final el método acorralador a ninguna persona que lo sufre le gusta, y mucha gente partidaria del cabeceo dice que el simple hecho de establecer una conversación que pueda dar pie a sacar de forma verbal, es decir, preguntando, ya es incómodo. Yo creo que no. Pero mucha gente lo considera incómodo.Por otra parte no conozco tantas mujeres que saquen y lo hagan con éxito y aceptación por parte del entorno. Pero me encantaría conocerlas!!! Mujeres que sacáis, venid a mí!!! Hablad conmigo!!! Contadme vuestras experiencias al respecto!!!

      1. Mi mujer también está asistiendo a clases aprendiendo a «llevar»(tiende a llevarme incluso de seguidora).En cuanto lo de sacar a hombres, se trata de hacer lo mismo ,unos cabecean otros «acosan» ; como no somos 50.000 , en poco tiempo se sabrá quienes rechazan la opción, y en vosotras está si los señaláis. Yo sé quien hace poco le dijo que no a uno de mi grupo, quizás por no cabecear (por otra parte dificilísimo en esa sala), y hemos tomado nota (igual con un solo NO se ha quitado de encima media docena de compromisos). Como verás, con poquitas actuaciones se va decantando el ambiente. No puedo darte nombres, pero (M.A.)-(M.J.)(R.)-(J.)-(A.)-(M.)-(A.)-(R.)-(F.) que van sólas a las milongas no tienen inconveniente en sacar alguna vez a conocidos que sí van con pareja.Luego están las habilidades sociales : en una milonga se para para dar paso a chacareras, le digo a mi mujer que no quiero bailar y ella sale con una pareja amiga para bailar los 3; en la mesa de al lado se levanta una y me dice que ya que no bailo con mi mujer que baile con ella…….

  4. Sólo una cosa más: Trata de visualizar una milonga ¿sacarías a cualquiera ?, o también tienes tus «filtros»

    1. Gracias por lo comentarios! Pues yo ahora mismo, como estoy empezando en esto de liderar con más empeño, que hace años lo intenté pero luego no practicaba y así difícilmente, y como además no voy mucho a bailar pues estoy en plan novata total y no filtro nada la verdad. Trato de seleccionar de momento a gente de mi tamaño, por aquello de evitar dificultades añadidas, y la verdad es que eso ya es un gran filtro, aunque totalmente involuntario. De hecho me gustaría poder bailar con todo el mundo porque creo que los grandes descubrimientos siempre son inesperados. Tu mujer aprende a llevar??? Qué bueno!!! Pues a ver si me cruzo con ella en alguna milonga y le apetece bailar conmigo!!! Todo bien con el cabeceo pero que alguien me explique cómo se conjugan roles indistintos con cabecear en una milonga al uso. Ya he tenido varias confusiones en varias milongas tratando de cabecear a una mujer y al final bailando con el del al lado, o teniendo que decirle que en realidad me apetecía bailar con su amiga… Un desastre!!! Estoy más perdida con este tema que un burro en un garaje… Jajajajajaja… Pero bueno, ya veremos cómo va evolucionando todo. Gracias de nuevo por tus aportaciones.

  5. Una experiencia: yo dejé de salir a bailar tango porque sin pareja fija, sin saber llevar, sin ser joven y guapa, no me merecía la pena salir una noche y no bailar o apenas una tanda. Una menos para los 50.000; tendrán que ser 49.999
    ¿ He dicho guapa? Incluso una noche salí con una amiga joven, guapa y buena bailarina; estuvimos en una milonga dos horas; en un local de apenas 25m2 y nadie nos sacó.
    Y algo sí saqué de todo ello: en la escena de baile que apoyo y promuevo en Madrid, intentamos evitar todos esos males.

    1. Cómo siento este testimonio… Pero me parece más que comprensible. Estas cosas son las que más rabia me dan. Gente a la que le gusta bailar y que no encuentra espacio ni gente para hacerlo en la milonga. Yo seguiré intenta que la cosa cambie. Gracias por tu testimonio!!!

    2. Pues el 50% de la culpa es vuestra. Ya que si no te sacan… sácalo tú. Dicen en mi tierra que la que algo quiere, algo le cuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *